Dos pasos y uno por delante, un epicentro

la imagen acompaña...

En el punto final, el punto de la oscuridad, del big bang, donde la nada se hizo realidad. Fue ahí donde cada uno cogió un camino. Dejamos de ver la realidad del otro, su evolución e involución.       

Cada nuevo encuentro se convirtió en desencuentro. El cariño está ahí, es real, aunque nuestro miedo lo esconda entre infinitas capas de ego o lo que sea.  

Hoy has visto, he visto. Te he sorprendido porque me veías con los ojos del pasado, de un momento de oscuridad, de muerte en vida. Cuando seas consciente de que avanzo, de que no estoy parado en el mismo punto, serás capaz de comprender y podremos reencontrarnos. Por mi parte veo que quieres llegar, que buscas una palanca con la que mover el mundo. Pero llega tarde, porque tú buscas a alguien que ya no está.      

Un paso por detrás, el que yo he dado. Dos pasos por delante, los que tu has dado.      

Y yo, en el medio.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en opening my eyes y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s