Detrás del muro

Reflexionando sobre la gente que he conocido a lo largo de mi vida, que ha sido mucha debido al tipo de trabajos que he realizado, cada vez tengo más claro que no hay demasiada diferencia en cuanto a la esencia del ser humano. La base, aquello que está escondido detrás del muro, de la coraza que vamos levantando desde que nacemos, es básicamente la misma.

Partiendo de esta premisa, ¿qué es lo que nos hace tan diferentes en apariencia? Mi teoría, es que esa aparente diferencia, la marca el tamaño y forma de los ladrillos que ponemos en nuestro muro particular. Hechos con la materia prima de las situaciones vitales que van apareciendo en nuestra vida y la forma en que hemos aprendido a afrontarlas. Esta teoría coincide ampliamente con el eneagrama.

Esto significa que mis reacciones, mi comportamiento, mi forma de ser; simplemente está marcada por aquellas características universales, a las que yo les he dado relevancia para sobrevivir.  Así, si me hago consciente de aquellas características que predominan en mi, de los motivos que me han hecho adoptarlas como la base de mi personalidad, estaré en el camino correcto para conocerme y evitar entrar en patrones de conducta que yo he creado y que repito una y otra vez ante situaciones parecidas. Dentro de este camino, mis decisiones y comportamientos tenderán a ser aquellos que yo quiero, en vez de aquellos a los que estoy condicionado.

Tendemos a utilizar el autoengaño como forma de adormecernos y mantenernos anclados en aquello que nos parece seguro. Sin embargo, dentro de nosotros está el germen de la verdad. A lo largo de la historia, hay una de serie de descubrimientos vitales coincidentes, que nos animan a avanzar por este camino. No son descubrimientos originales, sino confluyentes, ¿desde una conciencia universal y común?. Ejemplos que podemos encontrar dentro de las diferentes religiones y filosofías surgidas en la humanidad. Así podemos remontarnos a frases y citas, tanto remotas, como modernas:

el hombre de vitruvio

el hombre de vitruvio, L.da V.

  • “y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.” (Jn 8:32)
  • El budismo enseña que cualquiera tiene el potencial innato para llegar a experimentar el despertar y el nirvana. A ser un buda.
  • O el koan: ¿ Cuál era tu rostro antes de nacer? 
  • Nietzsche y su asesinato de Dios como necesario para la aparición del superhombre.
  • Que pensáis de Matrix?

Seguro que si os paráis a pensarlo, encontráis una multitud de ejemplos personales relacionados. Y si esto es así, no creéis que merece la pena abrir los ojos, bucear en nuestro interior e ir desmontándonos ladrillo a ladrillo, hasta dejar al descubierto nuestra esencia divina? Dejemos de buscar justificaciones, dejemos de aferrarnos a lo preestablecido e intentemos volver a estar vacíos, a ser como niños a cada momento. No hay nada que tenga que ser de una u otra forma, nosotros lo hacemos como es.

Si te sientes mal, es porque te niegas a ti mismo, lo que eres, lo que sabes. Nunca podrás mentirte convincentemente a ti mismo. ¿Quién pone los límites?

Te deseo que puedas viajar desnudo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en opening my eyes y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s