Ausencia

Columpios y reflejo en un charco

de aquí

El otro día, mientras caminaba por las calles repletas, me encontré con mi ausencia. Y como deseé tenerla conmigo otra vez!.  Cuando se fue,  quedó una sonrisa estúpida en mi boca. Mientras, escuchaba:

– Serás tonto! mira que no consigo que aprendas por mucho que lo intento. Esa, es como las otras ausencias que creías tuyas, no es más que la presencia de otro.

Tienes razón, hace mucho tiempo que lo sé. Simplemente, mi ausencia se ha dividido en tantas ausencias, tan pequeñitas y bien escondidas!

-Tonto de nuevo! fíjate en todos aquellos que creen que tu presencia es su ausencia, tú y yo vemos muy claramente lo que pasa entonces, así que…

Tranquilo, nunca he dejado de buscar mi ausencia, la verdadera, la que perdí hace tanto. De vez en cuando encuentro uno de sus trocitos, así como por azar. Lo realmente divertido, es que otras veces los encuentro en sitios que conozco desde hace mucho tiempo. A veces no me doy cuenta que los lugares que creemos conocer son diferentes cada vez que los visitamos. Como podría ser de otra forma!

– Vaya! si resulta que a veces hasta dices alguna cosa que tiene sentido. Si lo has comprendido, ya no lo olvidarás más. Así que recuerda que esas presencias que confundes con tu ausencia, suelen llevar escondido un trocito de la real, la que buscamos.

——————–

Mi ausencia es tu presencia,
mi presencia tu ausencia,
Consciente.
 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en opening my eyes y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s