A veces

A veces, el pasado te da un tirón de orejas. Aparece de improviso, dando duro donde sabe que todavía duele. Se cree fuerte y capaz de ganar el pulso. El pobre, no sabe que ya no existe. Yo le dejo vivir su ilusión y cuando ya está satisfecho, regresa a su sitio, con su hermano el futuro. Es entonces cuando me quedo aquí, exactamente donde estoy y soy feliz, confiando en la bondad del ser humano. Comprendiendo sus miedos y anhelos. Esperando que comprenda, que solamente a través de la sinceridad podrá encontrarse a si mismo.

A veces.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en opening my eyes y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s