Lo rural

Este finde he estado en Parada de Sil, un pueblecito de la Ribeira Sacra en Galicia. Me invitaron unos amigos que tienen una casa allí. Una de esas casas familiares de aldea que muchos conocimos de niños y que se están perdiendo en gran parte por falta de dinero para mantenerlas y por el éxodo del rural.

El caso es que en Parada y toda la comarca están intentando revertir el abandono y atraer gente para que vivir allí sea posible para sus habitantes. Una de las cosas que se les ha ocurrido es organizar una carrera anual de montaña, que va por su octava edición.

Santa Cristina de Ribas de Sil. La foto de aquí.

Esta carrera cubre con su recorrido 33km de caminos de senderismo existentes por la zona y desde luego es una verdadera rompepiernas que sube y baja por estos caminos de tierra y piedras. Yo hice unos 7 km del recorrido andando y ya estaba cansado. La recompensa fue poder ver el monasterio de Santa  Cristina de Ribas de Sil, del que se tiene constancia desde el siglo IX y que como me pasa muchas veces, me hizo  pensar en cómo transportaron las piedras necesarias para construirlo. Está en un entorno de “castiñeiros” y “carballos”, ya que la castaña era un eje importante en la cadena alimentaria de la zona en la antiguedad. La recolectaban, la secaban en “sequeiros” (construcciones de piedra de dos pisos, donde se encendía fuego en el bajo y se ponían las castañas en el de arriba sobre unos tablones con agujeros, para secar las castañas) y la guardaban como alimento.

Pude ver también otros intentos de hacer la zona atractiva, como por ejemplo la conversión de una vieja central eléctrica en un albergue llamado  A fábrica da luz, que tiene al lado una pasarela colgante que recorre la ladera del monte hasta una zona de pesca y baño en la unión del río Mao con el río Sil; o la casa grande de cristosende. Mención especial merece O Lar de Xabi, dirigido por Marcos, que es una persona verdaderamente agradable.

Fue un finde de relax, disfrutando de la naturaleza y la tranquilidad del rural, que espero repetir y que tengo que agradecer a Xan e María, mis anfitriones.

Anuncios
Imagen | Esta entrada fue publicada en opening my eyes. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s