Cambios

Y tras todo ese tiempo buscando una forma de ganarse la vida y aportar algo a la sociedad, finalmente por azar, recibió una llamada de una empresa que necesitaba un licenciado en derecho para trabajar como consultor medioambiental. Era un buen trabajo, con una jornada de mañanas y alguna tarde y bien pagado. A mayores, tenía tiempo para dedicarse a ayudar a las personas a través de sus clases de yoga, meditación, y con su capacidad única para trabajar con los campos de energía de las personas, que provocaban grandes cambios en ellas en la medida en que estaban abiertas y receptivas a ellos. No era nada milagroso, simplemente era algo que podía hacer porque había nacido con ello.

Su vida cambió, mantuvo su equilibrio y conoció a muchas personas con las que pudo compartir grandes momentos. Salidas con amigas y amigos de fin de semana, comidas en la casita que compró y en la que vivía. En cuanto al amor, tuvo una vida plena, aunque esa es otra historia…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en palabras encontradas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s