Realidades

Un amigo, uno de esos que conoces desde siempre, le llamó para bajar a tomar algo. Nuestro protagonista paró a tomar un vino en el bar de la esquina como había planeado y luego fue al local donde había quedado con su viejo amigo. Cuando llegó, se encontró a su viejo amigo, su mujer y un compañero de promoción de aquel. En la mesa de al lado, los hijos de ambos.

Nuestro protagonista al que llamaremos alfa, se sentó tras los saludos de rigor, se retomaron las conversaciones de la mesa. Como de costumbre, su viejo amigo estaba despotricando por los favoritismos y desigualdades que el veía en su entorno laboral, mientras su amigo escuchaba. Alfa intentó quitarle hierro al asunto y entonces se produjo uno de esos roces amistosos de testosterona con los que los “machos” marcan quien es el que manda y establecen su estructura jerárquica. No diré cual fue el resultado, porque desde mi punto de vista nunca hay un ganador. Sí me gustaría, que alguna mujer me explicase cómo resuelven ellas quien domina en sus estructuras jerárquicas.

Como nota personal, diré que en ambos casos, es un pena que los seres humanos sigamos anclados a esas demostraciones y a querer someternos unos a otros, ya sea de forma agresiva o manipulando o…

Volviendo a la historia, alfa (en minúscula porque sí) empezó a conversar con la mujer de su amigo. Estuvieron hablando un rato de como iban las cosas, de la familia y luego fueron a fumar juntos. Cuando entraron de nuevo, se produjo la desbandada y todos se fueron a casa menos alfa y su viejo amigo. Así que se fueron a tomar una cerveza a otro local mientras mantenían una conversación sobre el discurrir de la sociedad, la situación económica, la visión del mundo en general, en una de esas conversaciones que mantienen más o menos el hilo pero van cambiando poco a poco.

Fue una conversación intensa, y durante la misma, se fu dando cuenta de varios puntos:

1. que muchas personas piensan, cuando reflejas lo que ves del mundo en una conversación de este tipo, que eres pesimista.

2. que sigue existiendo una separación ciencia espiritualidad, y que la espiritualidad se confunde con la religión.

3. que las personas cuando alcanzan un estado que les parece deseable, tienen tanto miedo a perderlo, que se convierten en aquello que rechazaban, en motor de freno del cambio real de la sociedad y el ser humano.

4. que el sistema capitalista se desmorona, excepto para aquellos cuatro que acumulan la mayoría del capital.

5. que si esto es posible, es porque el resto, la mayoría de la sociedad, está demasiado ocupada en pertenecer a su grupo y  en mantenerse en liza con aquellos otros grupos que considera diferentes. Parece gustarnos tener un oponente. En vez de unirse y promover el salto evolutivo que de alguna manera todos los bandos buscan.

6. que el ser humano desde su comienzo no hace más que girar en un ciclo de desarrollo que no varía en su sustancia. Civilización con ricos y pobres, expansión y guerra (física o económica), declive, desaparición. Nueva civilización… Egipcios, mayas, romanos, aztecas, españoles, ingleses… Todos tuvieron su momento y lo perdieron a manos de otros. Ansia de dominar, primera y segunda guerra mundial… resumiendolo mucho.

7. que un ser humano que no se compromete, se ata con un grupo o con una corriente de forma permanente, es un anatema un corpúsculo indeseado y al que el resto mira mal.

7. que ese salto es posible, está ahí rozándonos a todos y probablemente no se da porque estamos aterrorizados de lo que podría suponer.

8. Que las oportunidades desaparecen y no vuelven de la misma forma.

9. Qué en él sí se había producido un cambio, un salto. Y que cuando muriese, si la semilla del mismo no había quedado prendida, desaparecería y con ello una oportunidad de oro para la humanidad, probablemente avocada a repetir su eterno ciclo de guerra y destrucción, el final profetizado de destrucción por la mayoría de las civilizaciones y con él la extinción.

Por todo esto, podía parecer pesimista. Sin embargo las conversaciones se centran en unos parámetros y a veces no dejan cabida a otros. Por ejemplo, alfa veía a su alrededor seres humanos que intentaban ayudar y traer luz a sus semejantes tal y como el procuraba hacer. Soñadores, gentes felices y amables, que repartían amor y todo tipo de buenas prebendas. No eran perfectos pero lo intentaban.

Alfa mismo era un ser diferente, en el existían secretos, muchos de los cuales no podían ser revelados por el momento porque la humanidad no estaba preparada. Y los que habían sido revelados corrían el riesgo de perderse. Mientras, alfa estaba decidido a trabajar para construir un mundo mejor, para ayudar a la evolución del ser humano y la suya propia con las capacidades que le habían sido concedidas. No podía hacerlo solo, confiaba, sabía que la ayuda para hacerlo llegaría.

En definitiva fue una buena tarde noche, disfrutó mucho de todo lo que pudo observar.

“Dejemos de querer imponer nuestra visión del mundo, abrámonos a él sin miedo y comprendamos su esencia, porque ese es el camino que nos llevará a nuestro destino”

listado de palabras, ¿qué te sugieren?:

discriminación, juicio de valor, sumisión, dominación, guerra, odio, tristeza, humillación, culpa, manipulación,

apertura, bondad, alegría, felicidad, respeto, amistad, amor, consideración, igualdad, ecuanimidad, paz,

Anuncios
Esta entrada fue publicada en palabras encontradas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s