Magdalena`s way

Este agosto, me fui a hacer el camino de Santiago del Norte hasta Villaviciosa y desde allí me cambié al primitivo hasta Santiago. Para mí, se ha convertido en el camino de la Magdalena, porque Magdalena ha estado presente en todo el camino y lo sigue estando en mi nueva aventura granadina.

El día que empecé el camino, cogí el tren a las ocho de la mañana y llegué a Irún a las

Puerto de La Magdalena.

Puerto de La Magdalena.

20.30 de la tarde. Tras esa paliza, lo que menos me apetecía era meterme en un albergue a dormir, así que fui a buscar las credenciales y decidí comenzar a andar y dormir en algún sitio bajo las estrellas o en el santuario de Guadalupe que está a unos cuatro km. de Irún. Y aquí empieza el camino de la Magdalena como podréis comprender en breve. Cuando llegué al santuario después de recorrer caminos embarrados y resbaladizos por la lluvia de los días anteriores y algo que me cayó encima, me encontré que el alero que recorría el exterior del santuario y donde pensaba dormir, estaba ocupado en sus dos esquinas por peregrinos durmiendo. Toco compartir espacio y quedarme en el medio a dormir. Me desperté al alba y tras disfrutar contemplándola, emprendí camino hacia Hondarribia, siguiente pueblo por el que tocaba pasar. Me llamó la atención, la enorme cantidad de Ikurriñas que había colgadas en la mayoría de las casas del pueblo; tengo que decir que lo mismo me encontré en Cantabria y Asturias y curiosamente no en Galicia. Quizás se deba al carácter indómito que se atribuye a todos los pueblos norteños que habitaron la península y con los que comparto sangre y genética. Bueno, a lo que estaba, al final del pueblo vi una cafetería y decidí parar a desayunar allí. Otros peregrinos habían tenido la misma idea y cuando me vieron acercarme, una de las chicas del grupo me invitó a compartir el desayuno con ellos. Acepté, ya que mi finalidad para hacer el camino era el reto espiritual y físico y conocer y

Santuario de Guadalupe, donde dormí la primera noche. Los otros peregrinos eran el grupo de franceses, nos enteramos días más tarde.

Santuario de Guadalupe, donde dormí la primera noche. Los otros peregrinos eran el grupo de franceses, nos enteramos días más tarde.

compartir con otros peregrinos.

Era un grupo compuesto por dos chicos y tres chicas, franceses excepto uno de los chicos que era belga. En el grupo sólo la chica que me invitó hablaba algo de español y yo no tengo ni idea de francés. Así que como os imagináis, la conversación no fue muy fluida. Lo curioso es que aquí empieza la verdadera historia del nombre. A los cinco minutos de estar sentado, ya con mi café y mis tostadas con aceite y tomate, otra de las chicas empezó a hablar conmigo en inglés, idioma que siempre he tenido vergüenza en hablar salvo con un par de copas y porque aunque puedo escribirlo, hablarlo y leerlo, tengo un oído muy duro (quizás no tanto) y me cuesta horrores comprenderlo cuando me hablan. Así, que aquí estamos, una francesa hablando conmigo a duras penas en español y otra intentando hacerlo conmigo en inglés. La segunda chica se llama Magdeleine, Magda para los amigos y fue la primera y la más especial de las muchas veces que ese nombre se cruzaría conmigo durante el camino.

Ahora es el momento de contaros la historia de María Magdalena. Se sabe poco de ella, porque es mencionada escasas veces en los evangelios, creo recordar que dos o tres y casi de pasada. Normalmente, lo más conocido es la atribución que se le hace de ser la pecadora, en algunas versiones prostituta, que le lavó los pies a Cristo. En otros documentos apócrifos y no reconocidos por la Iglesia, se la considera la pareja de Cristo, que le acompañó y con la que tuvo un par de hijos, de los cuales descenderían los merovingios, motivo por el que usaban la flor de lis en su heráldica. Bueno pues originalmente se dijo que se retiró a Éfeso donde murió y fue enterrada, luego que fue a Marsella y se dedicó a evangelizar la Provenza. También se ha dicho que era la portadora de la sangre y el corazón de Cristo. Y se ha convertido en una constante en el camino, llamándola algunos la Santa del camino de Santiago.

(Todo esto lo he recopilado por ahí, mucho de la wiki, y como la historia es fiable hasta cierto punto y cada uno da su versión según sus intereses, pues cada uno que decida).

Siguiendo con mi historia, compartí viaje con los franceses prácticamente hasta Oviedo, porque nos encontrábamos durante la jornada y algunas noches. Magdalena y su grupo fueron muy importantes para mí en esta etapa del camino. Viví muchas cosas curiosas con ellos y después de mucho tiempo sentí otras.

Bueno, pues como iba contando, me separé de ellos en Oviedo, mientras ellos se quedaban a dormir en la ciudad, yo continué camino por motivos que no vienen al caso  y aunque volví a ver a Sara y a Magda en Finisterre, esa es otra historia que quizás cuente en otra ocasión. Ya sabéis, las historias se cuentan según el momento y el lugar en que se cuentan, y eso es lo que conforma la historia que nos hacen estudiar. Bueno, pues a partir de ahí Aparecieron albergues e iglesias dedicadas a María Magdalena a mansalva. Las tres apariciones más significativas para mí fueron las siguientes:

La primera en el pueblo de La Mesa, donde

x05-berducedo-to-castro-pagespeed-ic-fzeeyq49qz

Capilla de Sta. María Magdalena en La Mesa.

me quedé a descansar un día porque estaba reventado de hacer 100km en dos días cogiendo la variante de Hospitales, que recomiendo. En este pueblo, está la que para mí es la capilla más hermosa de todas las que vi en el camino dedicada a Sta. María Magdalena y la única que realmente me hubiera gustado poder ver por dentro. Y lo más curioso es que en ese pueblo, donde después se quedaron a dormir mis amigos franceses y quizás alguno lo hizo en la misma cama que yo, conocí a los que serían mis compañeros más constantes de viaje hasta llegar a Arzúa. Dos chicos de Aranda de Duero encantadores, con los que al poco de conocernos, estaba compartiendo una botella de sidra que acompañaba al arroz que me hizo una simpática señora del pueblo con cuya familia compartí toda la mañana. Y al poco, llegaron dos chicas alemanas, que tras un ratito de esos un poco incómodos, se incorporaron a nuestra particular fiesta de la sidra, que acabó con 6 botellas en nuestro haber y con el siguiente dato curioso, la primera de esas chicas con la que hablé, en inglés (idioma en el que me había acostumbrado a pensar con el grupo francés), se llama Magdalena.

La tercera, fue en otra etapa doble que hice hasta Padrón, a dos km de A Fonsagrada, donde el albergue está realmente bien. Fue una etapa de 50 km con lluvia y viento fuertes que empezó cuando estaba subiendo el puerto del Acebo. Me paré en el último pueblo antes del puerto, donde no había bares, así que la opción fue comer en la capilla que

Capilla de la magdalena antes del puerto del acebo.
Capilla de la magdalena antes del puerto del acebo.

también estaba dedicada a  María Magdalena, y que diría que es la segunda más bonita por lo diferente, que me encontré en el camino.

Hay una cuarta coincidencia, el segundo día en Granada, llevo tres aquí, ya resuelto el tema del piso y más o menos arreglado todo lo necesario para vivir en él, me fui de exploración y encontré una calle que me gusta mucho, creo que es porque tiene una energía diferente, y claro, no podía ser de otra forma, a mitad de la calle hay una capilla dedicada a Sta. María Magdalena.

La vida es realmente impredecible y mágica si confías en ella, si confías en esa vocecita que todos tenemos dentro, llámala intuición, maestro interior… que de alguna forma nos guía en nuestro camino y que a mí me ha traído a Granada.

Gracias Magdalena por todo lo que he recibido de ti. Gracias a las águilas, halcones, corzos y demás fauna que me ha acompañado en mi camino y a todos los peregrinos y lugareños que me he cruzado y que de una forma u otra me han ayudado en esta experiencia.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en these small things! y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s