¿Amada soledad?

Últimamente, la vida ha hecho que me encuentre con muchas personas que presumen de lo bien que están solas. Según ellas, les gusta la soledad, porque pueden ser ellas mismas sin que nadie las moleste.

Yo lo que veo, es a muchas personas que por circunstancias de la vida tienen que vivir solas y que se han acostumbrado a esa situación. Y estoy de acuerdo, en que aprender a convivir con la soledad es importante y que llenar esa sensación con cualquier compañía no es una solución. Y dicho esto, yo diría que a todas estas personas que me voy encontrando no les gusta la soledad, sino que la aceptan. Y esta afirmación viene por la siguiente observación, todas ellas , buscan situaciones en sus vidas que les proporcionen algún tipo de contacto humano que mitigue esa soledad. Unas, van a bares de forma habitual para convertirse en parroquianos y hablar aunque sea un poco con el camarero y otros clientes, otros se apuntan a actividades diversas que por supuesto les interesan, otras se compran una mascota, otras viajan, otras pasean… lo común a todas ellas, es que les permiten sociabilizarse, o en el peor de los casos, sentir personas alrededor que llenen esa necesidad de contacto humano.   De hecho, no por casualidad una de las formas de castigo y tortura utilizadas desde la antiguedad es la condena al aislamiento.

La foto de aquí.

Yo diría que la soledad es algo a lo que te acostumbras, con lo que aprendes a convivir y a no buscar llenarlo de cualquier manera. Creo que es un gran motor para el crecimiento del ser humano, porque nos incita a buscar maneras creativas de llenar el tiempo de acuerdo a nuestros intereses, lo que nos lleva a una mayor comprensión de qué y quienes somos. Y también creo que tener momentos de soledad es necesario para todos. Sin embargo, tengo claro que la SOLEDAD, aunque te sientas bien contigo mismo, hace que añores el contacto humano, el contacto de otra piel en la tuya o una simple sonrisa. Diría que el ser humano es por naturaleza social. Creo que hoy en día se da una confusión entre necesitar momentos para estar con uno mismo en soledad y que nos guste la soledad. Hasta los monjes de cualquier creencia viven en comunidades y los antiguos ascetas se reunían de vez en cuando entre ellos.

La foto de aquí.

Personalmente, llevo en contacto con la soledad desde que recuerdo. En cierto sentido, creo que he llegado a aceptarla y aun así muchas veces siento ese anhelo de contacto humano, de mantener una conversación, de alguien que me abrace, que me toque de una forma sincera y cariñosa. Algo muy difícil en una sociedad donde tocarse no está bien visto y provoca desconfianza. Tocarse, abrazarse, es la base de la confianza y la mejor forma de crear vínculos duraderos siempre que se haga de una forma honesta y apropiada. Quizás estamos tan condicionados  sobre lo inapropiado que es, sobre las intenciones que hay detrás, que hace que lo evitemos, que desconfiemos y tengamos miedo. Y también, visto desde el otro polo, es difícil porque implica confiar y permitirse ser vulnerable.

Y cuidado, porque cuando predicas que te gusta la soledad, que la deseas, quizás te estás encerrando en ti mismo, negándote nuevas experiencias y dejándote llevar por el miedo a vivir.

Yo he amado la soledad, he deseado que me dejasen en paz esperando que llegase el fin. Como un animal gravemente herido que se esconde en el bosque más denso, más profundo, porque sabe que ya no tiene fuerzas para recibir otra herida. Como el animal que sabe que la muerte ya está cerca y se aleja para recibirla con humildad y aceptación.

Quizás por eso sé que todas las heridas, por profundas que sean cicatrizan, que esa cicatriz es la prueba de que vives y que cuanto más te abres a la vida, cuanto más confías, más compensada está la balanza y más merece la pena de abrirse a la experiencia de estar vivo.

He nacido para vivir cada paso, cada momento del viaje de la vida, que me conduce a un nuevo viaje también desconocido, el de la muerte.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en opening my eyes y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s