Cosas que puedes hacer

Durante mi vida he hecho muchas cosas que a la mayoría de las personas ni se les ocurren, ni se atreverían a hacer porque no son consideradas “normales”. Hoy no voy a enumerar esas cosas ni a hablar de ellas y de cómo considero que muchas ayudan a la humanidad a cambiar.

Hoy, voy a hablar de una acción antigua, que probablemente inventó el primer ser humano que necesitó dejar un mensaje a sus hermanos. Hoy consiste en todos esos medios que usamos para enviarnos mensajes de forma multitudinaria. En mi caso he visto muchos medios diferentes para hacerlo.

En la ciudad en la que estoy ahora, un día iba algo bajo de moral y pasó una de esas cosas que la vida te regala de vez en cuando. En un cruce multitudinario en pleno centro, pegada en el suelo había una pegatina que alguien puso para que otros como yo la viesen. Decía algo así como:

“Párate un momento, cierra los ojos y respira”

Me encantó, y durante un par de semanas, cada vez que pasaba me paraba en medio de una multitud que me miraba extrañada y respiraba. Hasta que alguien quitó la pegatina, debía molestarle mucho o quizás era su trabajo o quizás simplemente se despegó. El caso es que a pesar de todo yo, que soy así, me paraba en el mismo sitio, aun sin la pegatina.

Me gustó tanto la primera vez que la vi, que me prometí a mi mismo hacerlo también cuando tuviese un mensaje claro que quisiese soltar al mundo. Hace poco, encontré el que es el primer mensaje por este sistema pegatinesco y uno de muchos que suelto al  viento para que alguien los recoja y los transmita a otras personas en forma de diferentes acciones anónimas.

Este es el resultado de una de ellas, unido al trabajo de un artista local que en general me gusta mucho. Por lo menos lo que es su trabajo más antiguo, porque lo nuevo que he visto de él no me gusta mucho.

Esto que os muestro no es lo más significativo de él, pero me gustó la idea de unir mi mensaje al suyo. El mío dice:

“PODRÍAMOS SER TAN HERMOSOS Y NOS ESTAMOS CONVIRTIENDO EN SOMBRAS”

realejo - jirafa 1

Aquí el graffiti con mi mensaje en el huequecito que encontré para él, aunque no se vea muy bien en la foto.

realejo - jirafa.jpg

aquí el graffiti completo

Os puedo decir, que la vida de estas pegatinas es relativamente efímera. Unas las quitan, otras, el sitio hace que duren poco (el suelo) y la mayor parte de las personas ni se fijan en ellas. Sin embargo, algunas sobreviven y se mantienen lo suficiente para que unos pocos que ven, oyen … más allá de sus narices, las vean y quizás les llegue el mensaje y ayude de alguna manera. Así que yo feliz con mis pequeñas acciones a pesar de su fugacidad. Podría buscar una forma de que perduraran en el tiempo (de hecho ya se me han ocurrido varias), pero no sería más que un espejismo, así que al igual que yo mismo, las dejaré nacer, vivir e irse.

Quizás la que más me extrañó no ver al día siguiente de colocarlas, fue una que puse en un sitio especial, al lado de una pregunta que alguien pintó para personas que como yo, pasan por allí. ¿Eres feliz? a que da que pensar…

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en these small things! y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s