Sobre el dolor de la humanidad

Tengo el defecto de poder sentir el alma de algunas cosas, de poder sentir lo que han vivido. Acabo de salir del palacio de los olvidados de Granada. Bajo el símbolo de la mano de fátima, en el hay una exposición de objetos de la cultura sefardí, de aquellos que se convirtieron para no tener que unirse a la diáspora que maldice a un pueblo.

Es un espacio precioso, que yo aprovecharía para realizar actividades donde gentes de todo tipo de creencias, nacionalidades, tuviese la oportunidad de relacionarse, hablar, escucharse, aprender unas de otras

Mi alma se rompe cuando estoy en alguno de esos sitios donde habita el espíritu de la crueldad humana. Sólo necesito pensar que es a mi a quien persiguen, a quien torturan y matan lentamente, para querer ser un poquito mejor persona e intentar aportar justo lo contrario al mundo, paz, comprensión, amor… compartir lo poco que sé para que todos podamos crecer y estar abiertos a aprender unos de otros.

El respeto que les das a los demáses el reflejo del respeto que te tienes a ti mismo

Creo que los mejores conceptos, son aquellos que te permiten encontrar dentro de ti su verdadera extensión a partir de tus conocimientos y tu experiencia.

No es algo exclusivo de los sefardíes, lleva sucediendo desde que el hombre empezó a codiciar. Persecuciones y exterminio de pueblos enteros porque tienen algo que yo quiero o creo necesitar. Bajo la bandera de llevarles la civilización, la salvación… a veces incluso sin excusas, que por lo menos es algo más honesto.

¿Y si en vez de crecer, decrecemos?

¿y si nos tratamos como iguales, respetándonos?

Si pienso que soy la persona que tengo enfrente, ¿me trataría así a mi mismo?

Siempre que quitamos una vida, cometemos un acto que no tiene marcha atrás.

Y no, no hay malos ni buenos, sólo bandos enfrentados. El bueno es el que se vende mejor.

Y no Luis, no sois lo único que separa a los buenos de los malos, sólo sois otra facción más. Y no Luis, nadie tiene derecho a decidir quien vive o quien muere. Algún día, es posible que comprendamos.

Soy el último de mi estirpe, no pertenezco a nadie ni apoyo a nadie. Solo veo almas que brillan y me llaman, dispuestas a compartir lo que tienen para crecer juntas y llegar a nuestra máxima expresión en esta vida.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en opening my eyes y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s