Otra de esas conversaciones.

Con una de esas personas que por algún motivo comparten tu vida desde que las conoces, cruzándose en ella como si os vieseis todos los días. Una amiga, ¿no?.

Pues fue una de esas conversaciones largas, con un té acompañando, cortesía de un nuevo conocido que ella me presentó cuando entré a decirla hola.

La conocí en un momento especial en mi vida y me llamó la atención. Quizás porque en ese momento, ella acababa de recibir una noticia fantástica, de esas que cambian tu vida y aunque nadie más pareció darse cuenta, yo no pude dejar de hacerlo. Esa noticia, hoy es una personita con un nombre muy hermoso.

Bueno, el caso es que hablamos de muuuchas cosas interesantes y en un momento dado, me recomendó que tuviese perro. Le dije que hace tiempo que había decidido que tener un perro en un piso no me parecía una buena idea.

Y sí, hoy en día, hay una parte egoísta, que es no tener que estar pendiente de volver a casa

sleeping-dog-04

ni tanto ni tan poco

para sacarlo…  sin embargo, esta decisión la tomé hace mucho tiempo. La tomé el año que murió mi madre y le regalamos un perro a mi hermana pequeña. Ver como lo trataba mi familia, tanto en casa de mis padres como en la de mi hermana, fue lo que me hizo reflexionar y tomar esa decisión.

Desde mi punto de vista los animales necesitan espacio y vivir de la forma más parecida a su naturaleza. Pero claro, viendo como vivimos nosotros mismos, es normal que los tratemos como lo hacemos.

Sé que los animales a los que adoro en general, cumplen una enorme función de ayuda para el ser humano. El problema es que la mayoría de nosotros no sabemos cómo tratarlos, quizás porque no nos tratamos bien a nosotros mismos.

Recuerdo a muchos perros importantes en mi vida. El primero de todos era de mi abuelo, y tenía toda la libertad del mundo, era un perro libre, completamente pacífico y amable. Y al mismo tiempo completamente fiel a mi abuelo.

Son tantos que no puedo hablar de todos. Otro era el típico perro guardafincas. Uno de esos perros que están la mayor parte del tiempo solos y que han aprendido a ladrar a cualquiera que pase cerca de la puerta.  Así que me hice amigo suyo y aunque no era mi perro, recibí muchísimo de él, creo que sólo por ofrecerle un poco de cariño y compañía.

Podría contar infinidad de historias con animales, ya sea con perros, gatos, caballos, pollos, patos, lagartijas, ranas, pájaros…. Y desde mi deseo infantil de tenerlos, a este momento de niño grande, ahora creo que es muy egoísta tener un animal sino puedes o no estás dispuesto a aprender a ofrecerle lo que necesita. Como toda relación entre dos seres, existe un quid pro quo, no en el sentido de interés, sino en el sentido de que desde que hay una interactuación, hay un intercambio de energía. Y depende de nosotros como sea éste.

Bueno, que me lío, el caso es que le dije que la mayor parte de nosotros no sabe como tratar a sus mascotas ni darles lo que necesitan.

(Y ya no quiero hablar de parques zoológicos… donde los animales muestran una desidia increíble).

Pues esa misma tarde, estaba distribuyendo una de mis pegatinas y fui a poner una en la calle donde vive mi amiga. Caminaba por la calle pensando donde ponerla, disfrutando de la posibilidad de que mi amiga la descubriese y supiese que era mía. Cuando de repente un perro empezó a ladrarme sin motivo aparente a un centímetro de mi. Me quedé mirándolo tranquilamente un par de segundos y luego le di la espalda y me dediqué a colocar mi pegatina. Al poco oí ruido a mi espalda y sentí a alguien abriendo una puerta y metiendo al perro en casa. Cuando me di la vuelta me dio tiempo a ver una puerta que se cerraba, era la de mi amiga.

Quizás con otra persona el resultado hubiese sido diferente.

En mis sueños, he visto a un perro en mi vida, bueno, es algo más que un perro (sonrisa). En el sueño, mi vida me permite darle espacio  y naturaleza donde poder ser libre, y me permite hacerle sentir que tiene una manada.

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en opening my eyes. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s