rubia… y qué

Llegó toda rubia, como una princesa que piensa que sus subditos le deben pleitesía y respeto. Sin embargo, sólo era una chiquilla afectada por el mal de la humanidad, el egocentrismo.

cuantas mentiras nos cuentan, sólo somos pequeñas motitas de polvo

cuantas mentiras nos cuentan, sólo somos pequeñas motitas de polvo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en opening my eyes y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s