Esas cosas de la vida

Estamos siempre encontrándonos con dilemas, los cuales nos piden que decidamos y confío en que cada uno intenta hacerlo lo mejor que puede.

Hay muchas cosas que no funcionan bien en este mundo tan extraño y dispar, a la vez que tan igual. La contaminación del planeta y la forma en que lo estamos alterando, nuestro crecimiento desmedido en todos los aspectos… Cada grupo tiene el alcance suficiente para ver unos determinados aspectos, porque son los que considera prioritarios y los que le alimentan. El resultado es que cambiar es muy difícil, ya que aquello que defendemos suele ser nuestro medio de vida. Y nos da miedo perderlo.

Lo primero, decir que no es el mediterráneo, es algo que afecta a la globalidad de océanos y mares, amen de otros espacios.

Una forma de quitarnos ese miedo es reducir nuestro consumo de todo aquello que no es necesario para nosotros. Ahora mismo hay una campaña de Greenpeace para limitar el uso de los envases de plástico de un sólo uso. Es una campaña con la que estoy completamente de acuerdo. Veo cada día frutas con envases individuales…. esto se justifica de muchas formas:

  • es más higiénico,
  • se conservan mejor
  • nos obliga la ley

En mi experiencia, puedo decir que muchas de las razones, justificaciones que usamos, nos sirven más como excusa para hacer algo, que como algo real.

Cuando era pequeño, en las tiendas todo funcionaba de otra forma, la fruta estaba al aire, podías cogerla con cuidado… y yo nunca vi ningún caso de intoxicación en mi entorno, y tampoco veía la fruta estropearse, es más, diría que la fruta se estropea mucho más rápido ahora con tanto frío calor que sufre a veces hasta llegar a nuestra casa. Hay pocos sitios en los que no se use esta cadena.

En cuanto a este tema concreto de Greenpeace yo procuro:

  • no comprar nada fresco que venga envasado,
  • utilizar las menos bolsas posibles y reutilizarlas.
  • comprar lo que necesito eficientemente para no tener que tirar comida ni que tenga tiempo a estropearse.

¿Qué pasaría si todos hiciésemos estas cosas?

Está claro que el desconocimiento de las consecuencias para el entorno, la comodidad de no ir a comprar a otro lado donde no usen esos envases… hace que los productores, supermercados, y otras tiendas… no cambien su política de uso de guantes, bolsas enormes  para una naranja o una barra de pan u otros artículos…

El caso es que si nosotros hiciésemos todas estas cosas, no necesitaríamos pedir una ley que nos diga como tenemos que hacerlas las ni nadie que decidiese que hacer y cuando. Todo aquello impuesto nos priva de una parte de nosotros, nos priva de ser responsables y de que nuestro espíritu crezca en vez de estar preocupado en ser más que el otro, más guapo, más fuerte, más listo, estar más arriba en la escala jerárquica…

Lo prioritario en este momento es cuidar y proteger el planeta en que vivimos y a nosotros mismos. Y eso significa, mantenerlo limpio, dejar de arrasar con los espacios naturales que quedan, ya sea de bosque, montaña, llanura, hídricos…

Y al mismo tiempo, decrecer en número, aprovechar los espacios que ya hemos destruido edificando y que ahora están abandonados, potenciar el campo y sus recursos, haciendo que todos los alimentos que provienen del mismo sean de la misma calidad, independientemente de su apariencia (es decir, cultivados de una forma lo más natural posible con semillas sin modificar genéticamente) Y desde luego, concienciarnos de que podemos vivir de una forma más saludable y menos consumista.

Podemos crear nuevos medios de vida, nuevos puestos de trabajo de mantenimiento de estos espacios naturales, de trabajo agrícola y ganadero (respetuoso con los animales) sostenible. Podemos ofrecer más cultura y artesanía en vez de mecanizarlo todo y que llegue también a los pequeños pueblos (aunque a veces llega mejor a ellos que a algunos barrios de las ciudades)

Yo sólo soy uno, pero seguro que entre todos encontramos ideas factibles y que algunas se pueden llevar a cabo.

Seguro que podemos cambiar el sistema y hacerlo más liviano, de forma que para tirar un chicle no haya que rellenar cien formularios ni esperar tres meses por la respuesta…

Seguro que podemos empezar a dejar de darle tanta importancia a TENER y empezar a darle más importancia a VIVIR sin que nos falte de nada, pero sin excesos diarios como ahora.

Seguro que podemos empezar a encontrar la forma de que el dinero no sea el amo.

Seguro que podemos hacer que nuestra sociedad sea mejor y mucho más respetuosa con el universo.

Seguro que podemos empezar a comprender que no somos el ombligo del universo, porque aunque lo neguemos, seguimos pensando que el resto de planetas giran alrededor de nosotros.

Puede que nada sea real, sin embargo, la mayoría lo vive como si lo fuera, así que hagámoslo sostenible, amable y armonioso, para que sea un lugar increíble para vivir esta vida material.

Seguro que podemos dejar de hacernos daño unos a otros, de luchar constantemente entre nosotros, seguro que podemos hacer muchas cosas.

Y estoy seguro de otra cosa, la mayoría somos gente corriente, el problema es que nos han hecho creer que no lo somos, que unos son mejores que otros, nos han dividido, y divididos, nuestra fuerza decrece.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en in the world y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s