Todo tiene un precio

“Cuándo llegó a casa se puso a pensar en la experiencia que acababa de tener, había sido una experiencia maravillosa, la había tratado con todo el respeto y sí, por qué negarlo, con amor. Luego se habían quedado casi dormidos, ella apoyada en su hombro.

Sabía que en algún momento ella había disfrutado, sabía que en algún momento ella había dormido.

Y aunque había pagado, le pareció una relación de lo más honesta. Quizás por que tan pronto entró, olvidó que había pagado por ello y sólo vio a una mujer muy hermosa con la que compartir un momento.

Cuando salió, una gran cantidad de dolor salió con él.

Dicen que con dinero se puede comprar todo, otros dicen lo contrario”

íñigo l.
05/03/2017

Poco tiempo después, comprendió que se autoengañaba. Había proyectado su anhelo de amor y compañía en ella.

A cambio recibió algo completamente mecánico y frío. No porque ella no lo tratase bien. Sino porque sólo era un trabajo algo meramente físico para ella.

Y eso fue lo que le dió, algo físico. Él comprendió que sólo había buscado poder abrazar a una mujer, sentirla a su lado, sentir su alma. Y eso, no se puede comprar, no se puede fingir.

Sólo cuando existe amor de verdad puedes llegar a otro ser humano. Cuando le permites ser quien es.

 

 

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en palabras encontradas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s