Today

Today i feel me lost. Disconect of the universe.

Today i feel that i lost my way.

And when i arrived home. I find this. And remembered the first time that i knew about Jane, and the sensation for her life.

Today i understand that we need find a kind of life that care our planet and permit have one home and way of life to all.

My body, my house, the planet… Are my home. I try be careful with all this.

I will work for return to my way, the way of my heart.

Im part of the universe, of this planet.

 

Anuncios
Publicado en in the world, opening my eyes | Etiquetado , , | Deja un comentario

…momento…

20180419_101159

Imagen | Publicado el por | Etiquetado , , , | 2 comentarios

Llueve…

Llueve en la ciudad, aeropuertos… uf no, eso es la letra de una canción que alguien me envió porque no sabía, se atrevía… a expresar lo que sentía y decírmelo directamente. Creí que se refería a mi.

Tardé.

Sí, tardé en comprender que valía para los dos. A veces uno corre porque el otro le empuja por detrás, sólo porque son incapaces de acomodar el paso, porque no se están entendiendo, sino presionando.

Yo no corría, en realidad iba tan lento como una tortuga, era la liebre la que corría. Quizás la liebre se creía tortuga y veía a la tortuga como liebre, quizás al revés que más da.

Un pequeño círculo de dos en que ambos estaban equivocados, simplemente porque no se escucharon de verdad.

Y ahora sigue lloviendo, y no sé que hace ese trocito de pasado aquí. Iba a hablar de la lluvia, de lo mucho que la disfrutaba hace tan solo dos años. Iba a hablar del sol reflejado en una gota de agua. Del arco iris que a veces nos regala la lluvia al marcharse. Del verdadero amor. De un planeta azul y el universo lleno de estrellas.

Iba a hablar de tantas cosas y te colaste así, de repente. Quizás porque la noche te trajo y saliste ahora para hacerme comprender otro trocito de la historia y aprender.

Recordar que hay un tempo y que cuando hablas mucho dejas de escuchar lo que otros tienen que decir. Y que a veces has estado callado tanto tiempo… que todos han interpretado mal tu silencio.  Y empiezas a llover, abrir  tus nubes y todavía te entienden menos.

Y sigues lloviendo un tiempo, hasta que al final sale el sol, y vuelves a respirar, a sentir, a vivir, sin importar lo que los demás quieran . Ya sabes que no se trata de querer, sólo de vivir en paz bailando, dentro del tempo y escuchando la verdadera canción que mueve tu corazón, que mueve todo aquello que eres.

Y sigues hablando de la lluvia, y de cómo en la ciudad se quejan de ella, sólo porque en su mundo de asfalto no perciben cómo los ríos bajan de nivel, las fuentes se secan y los acuíferos desaparecen. Porque sólo hay que abrir el grifo y el agua sigue saliendo.

Y llueves, llueves también en el sol y el exceso de humedad desaparece. Y entonces, algo se abre y llueve un mundo diferente, llueve un mundo de tiempo relativo, un mundo donde dejas de ver el reflejo ilusorio de los espejos y vuelves a ver lo real del mundo. Y todo vuelve a su calma y vuelves a llover para otros y otros para ti.  Y la lluvia, inunda todo a vuestro paso, y es entonces cuando encontráis el verdadero sol.  Y veis que el sol también llueve, porque es lluvia, porque la lluvia es sol. Y por fin… las nubes de algodón de colores llegan traídas por la suave brisa de aire que sale de ti y los niños juegan y saltan en ellas.

Y sabes que sigue lloviendo, que sigues lloviendo y que dentro de poco, dejarás de ser lluvia y serás sol, y después aire o luna o un árbol o un águila o una lechuza. O quizás salgas disparado a la oscuridad luminosa del universo y como un rayo de luz llegues a casa, donde te esperan con una taza de la bebida que te gusta y un plato de esa comida que te encanta… que alimenta el cuerpo cómo sólo lo hace el verdadero hogar.

6798- fire

íñigo l.

Publicado en palabras encontradas | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Sensibilidad por favor.

Tocar es maravilloso cuando lo haces con la sensibilidad de escuchar y ofrecer al otro.

20180313_212547

De “las partículas elementales”

Cuando alguien te ofrece la experiencia y el regalo de escucharte y ofrecerte la posibilidad de sentir lo que significa ser tratado con respeto, consideración y amor… Se abre una puerta para aprender a quererte, respetarte y hacer lo mismo con los demás.

Hay personas mágicas en todos los lugares y ambientes. Están para ayudarnos, darnos la posibilidad de atisbar un camino en el que sentirnos plenos.

íñigo l.

14 marzo 18

Publicado en literatura | Etiquetado , , | Deja un comentario

De acuerdo ¿y tú?.

Dicen que hacer el bien es olvidarse de uno mismo para darlo todo por los demás; pero no es cierto. En absoluto. Actuar de forma correcta, con integridad y favorecer a su vez el bienestar de quienes nos rodean, no supone “abandonarse”.

Quien procura siempre lo mejor para el conjunto, actúa según la voz de su interior, y de acuerdo a sus propios valores. Si no lo hiciera, sería ir en contra de sus propias esencias, y entonces, sí que estaría provocándose un grave daño a su autoconcepto, a su identidad.

De algún modo, esta idea nos recuerda un poco a aquella que nos dejó Saint-Exupéry en “El principito”:

sería una locura odiar a todas las rosas porque una te pinchó”.

de la mente es maravillosa

Publicado en zen y misticismo. | Etiquetado , , | Deja un comentario

Hoy…

una pequeña luz se encendió como el suave destello de una luciérnaga.

Vino de repente, así como suceden las cosas, trayendo,

eso sí, un mensaje.

No hay nada que controlar,

nada que cambiar,

no te opongas,

no luches,

sigue tu camino, no vayas a buscar,

ya viene sólo.

Ríe cuando sea el momento,

No busques controlar nada,

deslízate.

 

Publicado en opening my eyes | Deja un comentario

Vacaciones en Roma

Es el título de una vieja película que vi ya hace tiempo. Como en ella yo he llegado a Roma porque algo me trajo… “Un par de aviones”

Fuera bromas, aquí estoy para pasar un fin de semana. Cómo siempre sin saber que esperar.

Tal y cómo he venido, me he encontrado una ciudad caótica llena hasta rebosar de personas, la mayoría turistas y eso que son fechas normales a pesar de ser fin de semana.

Mi primer día ha sido como ella un tanto caótico y me ha costado

Calle roma
Aquí sentí calma por un segundo. Fuera de la agitación y el circuito turístico. Con mi viejo teléfono que tras 4 o 5 años sigue funcionando como el primer día. 

 disfrutarlo. Por primera vez no he sido capaz de encontrar un rincón en el que sentirme en paz y disfrutar. Quizás es porque he ido por las calles equivocadas o quizás sea que no he venido en calma y me he dejado arrastrar por la vorágine de la multitud.

 

En mi segundo día, espero poder cambiar esta sensación y callejear prestando atención y desde la tranquilidad. Intentando vaciarme de juicios y prejuicios y abrirme a la ciudad en la que estoy.

————–

Y efectivamente el segundo día mejoró sustancialmente, mis pobres pies siguieron empapados dentro de mis tenis que fue lo único que llevé para el viaje y llovió bastante. Cosas que pasan.

Disfruté muchísimo saliendo del circuito turístico y recorriendo parques y las orilla del Tiber. Un paseo largo que mereció la pena con creces. Todo lo que vi, parte de la vida cotidiana de una ciudad y sus habitantes, sus preferencias deportivas y de otra índole. Por ejemplo, hay multitud de pistas de tenis y clubs por los márgenes del Tiber, Museos alejados de las rutas turísticas y multitud de otras cosas que no te encontrarías jamás de otra forma. Mercadillos, músicos… eso sí, me faltaron los grafitis que no vi mucho.

Y por supuesto, me timaron, supongo que en Roma es normal. Bueno, debería decir que me dejé timar. Me fui a un pequeño restaurante italiano, “GUIDO” en un pequeño callejoncito cerca de la plaza del parlamento en la calle Vicolo Rossini.  ¿Os lo cuento? Venga…

Pues nada hora de comer y algo me llama la atención de ese pequeñito rincón. El caso es que me dan mesa y me pido un entrecot, tonto de mi por no pedir un plato de pasta, que la carne en donde vivo es de primerísima calidad. El caso es que me traen un plato con una costilla de cerdo… diréis, joder no protestaste… y yo os contesto, pues no, decidí por una vez en mi vida, callarme comérmelo y haciéndome el tonto comentarle al camarero que era la primera vez en mi vida que comía un entrecot tan blanquito y con ese hueso acompañándolo… y me suelta una sarta de tonterías y se le pone un sonrisa de superorgullo en la cara… algo así como el resultado de “este tío es estúpido y no tiene ni idea…”

Y yo me fui, con toda la tranquilidad, dejándoles dos euros de propina y dándoles las gracias.  Y me siento bien, muy bien, porque no merece la pena perder el tiempo ni el buen humor discutiendo con gente así, cuando hay personas maravillosas que merecen mi esfuerzo y dedicación.

Después de eso el día siguió bien. Recorrí toda la parte que me quedaba y que había proyectado ver: río, sant´Angelo, piazzas varias… y me encontré un montón de cosas interesantes como ya dije antes.

El final del día fue en el Trastevere… me encantó, ahí sí encuentras sitios alternativos de todo tipo y gustos. Paré en varios y cayó alguna cervecita que es lo que me apetecía. Me encantó sobre todo el último, había un grupo celebrando una fiesta y otros clientes, y disfruté muchísimo del ambiente, la decoración, los camareros y el ambiente. De hecho el camarero me puso patatas de la fiesta, porque yo insistí, en vez de cacahuetes. Eso se agradece.  Y no sólo eso, allí recordé a una persona que fue y de alguna forma todavía es muy importante para mí, Mireia. Nos hicimos mucho daño, es cierto. Supongo que porque nos amamos de una forma tan intensa y tan grande que no puedo describir.  Y también nos ofrecimos muchas cosas hermosas y maravillosas, que quiero pensar han sido el germen de mucho de lo que nos acompaña ahora en nuestras respectivas vidas.

Hoy puedo decir, que te quiero, que no me arrepiento de nada y que me hace muy feliz saber que por la información que tengo, eres feliz con tus pequeños y tu marido.

Bicos amore!

Ah! el sitio es Big star en la via Gofredo Mameli. Y también os recomiendo el café del museo di roma en la piazza Navona y si queréis ir al museo nacionale, pasad primero por el café del arte… y curiosead un poco, porque desde allí podéis entrar gratis en el museo…

íñigo l.
4 marzo 18

 

Publicado en opening my eyes | Deja un comentario