Ahora

Hoy, ya no tengo nada que decir,

sin querer, me he quedado dormido,

ausente a lo que ya no comprendo.

Sólo un engranaje más de una maquinaria extraña,

de la que no me siento parte.

 

Hoy, me parece más honesto quedarme callado,

a pesar de tener las mejores intenciones,

no fue suficiente.

Quizás no supe callar,

quizás no supe hablar,

cuando era el momento.

 

Quizás estoy cansado,

cansado de que nadie

entienda lo que digo,

ni mi silencio.

 

Hoy me parece más honesto,

quedarme callado.

Quizás así, vuelva a tener algo que decir…

algún día.

Íñigo
23 marzo 2019

 

Anuncios
Publicado en opening my eyes | Deja un comentario

Dicen…

Dicen que en la guerra y el amor todo vale…

¿Seguro?

Publicado en opening my eyes | Deja un comentario

Hoy

Hoy me levanté esperanzado

lleno de ilusión ante el nuevo día.

Hoy sin darme cuenta

le eché la culpa a otro.

Hoy he vuelto a aprender

a prestar atención

y a dejar a las moscas tranquilas.

04/03/19

 

Publicado en poetry | Deja un comentario

Nestlé Nescafé gold, “those few people”

Publicado en these small things! | Deja un comentario

NO

Digo no, digo no, una y otra vez. Otras, callado, empujo para conseguir lo que creo querer. Empiezo a cocinar, y protesto, sin darme cuenta de que es para mí para quien cocino. Digo no y protesto constantemente, sin parar, sin darme cuenta de que es a mi mismo a quien le digo no. Me digo, no quiero cuidarme, no quiero disfrutar de cada cosa que hago, no quiero disfrutar de quien está a mi alrededor, porque creo que no me presta atención.

Una y otra vez el ” no” aparece en mi mente y en mis labios, un no inútil. De tanto decir no, ya no sé cuando decir si.

NO, NO, NO, a qué le digo no todo el tiempo?, quizás solo me lo digo a mi mismo, porque tengo miedo, mucho miedo. Quizás porque he olvidado lo que sentía antes, cuando no tenía miedo, cuando me permitía vivir, sin preocuparme por todas las estupideces que le preocupan al mundo. No, no quiero, no me gusta tu cara, tu ropa, tu forma de hablar. No, quiero que todo sea perfecto a mi alrededor, y al resto le digo NO.

Y tonto de mi, nunca fui más feliz que cuando decía sí a lo que mi cabeza y los demás decían no. Y por una razón muy sencilla, porque aceptaba lo que la vida me ofrecía sin condiciones.

Vivir, sin esperar nada, vivir, vivir, vivir, vivir.

Publicado en opening my eyes | Etiquetado | Deja un comentario

Cantaautores

 

 

 

Publicado en música del mundo | Deja un comentario

La inocencia de una mirada

valentina
Una película, maravillosa, inocente y con un gran reparto. La foto de aquí.
Publicado en rodando en 8 mm | Deja un comentario