un manitas en casa

Hoy, me ha tocado algo tan necesario y olvidado como desmontar el desagüe de la cocina para limpiarlo. Lo curioso es que haya necesitado limpiarlo, no entendía como podía tener esa especie de telilla asquerosa. Cuando lo desmonté, lo primero que pensé es que quien lo diseñó:

  1.  no tiene ni puñetera idea,
  2. lo hace adrede para que la porquería se vaya acumulando y pueda llegar a atascarse.

No tengo muy claro que hace que esto sea así, antes los desagües caían a saco  y el ancho de la cañería y el de la rejilla, era el mismo.

Lo que sí sé, es que el sentido común ha desaparecido en muchas facetas de la vida moderna, no sé si porque estamos perdiendo la capacidad de discurrir e imaginar soluciones sensatas, o porque es más interesante que las cosas funcionen mal y se estropeen antes. Me inclino a creer que ambas cosas son ciertas. Y me inclino a creer que la especie está degenerando, quizás la especialización no sea una idea tan buena como creemos.

Y lo peor, es que esto pasa con muchas otras supuestas mejoras técnicas y no técnicas.

íñigo l.
Anuncios
Publicado en cosas de casa | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Oración

Hoy este blog se convierte en una oración, en una petición. Hoy te pido que me ayudes a caminar mostrando aquello que verdaderamente soy, aquello que es la esencia de mi alma, de mi espíritu. Te pido que me ayudes a ver mi coraza de orgullo y cuando mi ego quiere comerse el mundo arrasando cuanto hay a su paso, como decían que hacía Atila y probablemente todos los grandes conquistadores.

Permíteme no ser una sombra, no ser pusilánime.

Permíteme ser y expresar aquello que sea necesario en cada momento para ayudarme a mi y quienes están en mi entorno.

Permíteme viajar ligero, no olvidar que todo a mi alrededor no es más que un punto de vista, que tener razón no es importante. Viajar con humildad por mi camino, humildad, calma, serenidad en mi centro como en el ojo del huracán.

Permíteme que sea yo quien utilice los recursos de que dispongo con sabiduría, confianza y respeto. Que el amor me llene.

Permíteme tener la fortaleza y tranquilidad suficiente para no dejarme llevar por aquellas energías que me hacen daño. Y si sucede, que pueda verlas con premura, detenerme y humildemente pedirme perdón.

Permíteme todo esto. Y si es posible, déjame encontrar un pequeño lugar donde crecer rodeado de una comunidad, donde tener lo suficiente para vivir y donde poder recibir y aportar al crecimiento de esa comunidad y del mundo.

“sigues teniendo la libertad de elegir, te echo de menos cada día”

íñigo l.
20 mayo 17

 

Publicado en zen y misticismo. | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Sólo palabras

“La realidad es cambiante, nunca será posible comprender el universo sólo a través de nuestra percepción “

iñigo l.

 

Publicado el por | Etiquetado , | Deja un comentario

Una nueva forma de ver…

Siempre me he sentido fascinado por las diferentes culturas que hay en el mundo humano. Tras mi pequeña crisis, de alguna forma enganché con una de ellas, quizás la que por algún motivo siempre me había fascinado, la cultura oriental. De alguna manera la antítesis de todo occidente.

Me llegan de una forma muy personal los diversos conceptos sobre el zen, el arte… la vida en general que ellos asumen. De alguna forma, olvidé por un momento la concepción occidental, aunque en mi interior y en mi discurso abogaba por una comprensión mútua, por una unión de conceptos y posturas.

Al margen de cualquier postura o tradición, existe una unidad en mi, soy un ente completo en mi mismo y de alguna forma, también estoy unido a todo el universo. Y esto es así al margen de cualquier cultura, tradición o lugar en que me encuentre.

Ayer alguien me dijo que los niños de ahora traían la caja de pandora en su interior. Guau! pensar que un niño, que en esencia viene puro, perfecto en si mismo trae todos los males que ha creado la humanidad!!!!  que duro.

Yo no creo que sea así, creo que en el universo no existe ni lo bueno ni lo malo, no existe ninguna intención, todo esto son elaboraciones humanas. Somos nosotros los que hemos creado la dualidad en nuestro mundo propio, en nuestra forma de ver las cosas.

Tuvimos un ancestro, un origen común a todos nosotros. Y de ese ancestro, fuimos surgiendo y a medida que nos fuimos dispersando por la tierra, fuimos separando nuestra forma de comprender el universo, creando nuestros propios conceptos de bueno y malo, de moral y amoral, de justo e injusto. Nuestras propias acepciones del significado de las cosas visibles y no visibles. Creamos todos los males que nos achacan, lo hicimos al separarnos, dividirnos y alejarnos unos de otros, convirtiéndonos en extraños y desconfiando, teniendo miedo unos de otros.

El universo es puro en si mismo, no tiene polaridades ni hay enfrentamiento en él, es un concepto difícil? quizás, simplemente el universo es, sin estar condicionado por emociones ni deseos, ni… fluye bailando consigo mismo. Y cuando nuestro ancestro común se fue dividiendo y sus descendientes separándose y creciendo sin medida, dejamos de escuchar la verdadera danza, la eterna canción que fluye por todos lados; simplemente para escucharnos a nosotros mismos.

bailando, fluyendo, sintiendo el universo entero en mi

La eterna melodía que fluye y que sólo oímos incompleta, quizás porque hemos ido perdiendo la capacidad de percibirla en su plenitud y sólamente podemos percibir aquella pequeña porción que nos queda, que por ahora no hemos perdido. Y quizás ese sea uno de los motivos de todo el miedo que sentimos, la posibilidad de perder ese pequeño resto de esa danza cósmica, que todavía podemos percibir.

Y así, construímos nuestro pequeño mundo, ese que conforma nuestro día a día, en base a ese pedacito que todavía podemos percibir;  en el que sólo dejamos entrar a aquellos que lo ven de forma similar.  Así, surgen, grupos, facciones, religiones, creencias y cada una pretende ser la verdadera, la máxima expresión de la unión, el nuevo camino para construir un futuro conjunto.

Ninguna es infalible ni tiene todas las respuestas. Simplemente porque cada una toma partido y rechaza lo que se hace en otras. Y es esto lo que nos divide, lo que nos impide avanzar, tomar partido y rechazar o aceptar, juzgar y prejuzgar… Sólo cuando dejemos de hacerlo, cuando aprendamos a danzar sin intención, sólo a danzar y recorrer nuestro camino de esta forma, podremos volver escuchar al universo, a ese ancestro común que hemos abandonado en la lejanía y podremos seguir nuestro camino a través de cualquier medio, técnica, religión, disciplima, moral… sin que se produzca un conflicto entre sus propios miembros, o entre estos y los que siguen otras diferentes.

íñigo l.
10 oct 17

 

Publicado en opening my eyes | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Empate

Hoy he tenido dos encuentros y dos desencuentros, empate.

el primero ha sido un encuentro, me sentí tan ligero que creo que llegué a volar. Tonto de mi, pensando que tenía algo importante que hacer, lo dejé pasar.

Y llegaron los desencuentros, aquello que había planeado se convirtió en dos ausencias.

Aquí paré, buscándote,aun sabiendo que no te iba a encontrar más que en mis recuerdos. Hoy sigues siendo alimento para mi espíritu, mientras camino ligero, procurando aceptar lo que el camino me ofrece y usar lo que aprendí, compartiendo contigo y lo vivido en el camino.

Quise volver al encuentro pero la vida no nos da lo mismo si no sabemos aprovecharlo. Y me dio un helado, saborearlo tranquilo y un pensamiento para el alma tan hermosa que me lo sirvió. Tan hermosa y tan escondida que era difícil de ver.

Alguien me dijo que había libros sabios, yo creo que es cierto, creo que las historias que contamos han venido de algún sitio y cada uno va recibiendo las suyas a medida que avanza en su camino. Uno de ellos, decía algo así:

“no se puede rehacer el camino, cada vez que lo recorremos se abren puertas diferentes”.

íñigo l.
18 mayo 17
Publicado en opening my eyes | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Hoy

Hoy me he despedido de mi invitada. Lo he hecho agradecido por conocerla, por sentir algo que había olvidado. La normalidad de las personas sencillas. De las personas que no pretenden ser nada. Simplemente son y viven sin más.

He podido sentirme así, humilde y sin pretensiones, siendo sólo una persona más, que no necesita impresionar a otro ni que hagan nada para impresionarle.

Hoy me he sentido normal, uno más y he vuelto a encontrar un poquito de paz.

Gracias Sara.

íñigo l.
3 oct 17
Publicado en opening my eyes | Etiquetado | Deja un comentario

Sobre el nuevo santuario en la Antártida

Acabo de leer en mi correo, que se ha proclamado un nuevo espacio protegido en la Atlántida. Os dejo el enlace por si queréis leer algo sobre ello.

¡Victoria! Un nuevo y enorme Santuario Marino en la Antártida dice Greenpeace

Desde mi punto de vista, lo ideal sería que aprendiésemos a respetar el planeta que es nuestro hogar. Este sería un objetivo global que nos llevaría a buscar la sostenibilidad y deberíamos hacerlo no basándonos en un sistema capitalista de beneficios económicos, sino en un nuevo sistema marcado por la prioridad de nuevas energías no contaminantes y la compartición de recursos, y con esto me refiero a buscar una energía limpia, no solo en su uso, sino también en el proceso de obtención y en el de distribución.

¿Cual sería la mejor energía? la que según nuestros conocimientos sea la que mejor cumpla estos objetivos. Eso sí, según nuestros conocimientos reales. Me explico:

Dicen que existe una bombilla en un parque de bomberos que sigue funcionando y que es una de las primeras que se fabricó (ciento y pico años quizás). Como no he estado allí, no sé si es cierto. He de confiar en que así es. Sí lo es, ¿por qué las de ahora no duran tanto?.

Hemos de crear un sistema, donde la necesidad de materias primas, recursos, sea cada vez menor. Y claramente, crear cosas que tengan vocación de durabilidad, sería una opción y también algo contrario al sistema capitalista de consumo.

Otra opción sería, reutilizar todo aquello que ya hemos usado, reciclar. Y reciclar no es solo recoger lo que es aprovechable de la basura que generamos, también es reutilizar los edificios y cualquier otra infraestructura abandonada o infrautilizada que hemos creado en vez de construir más.

Otra opción, es crear, construir con materiales orgánicos que se reabsorban por la naturaleza. Aunque esta, me da la sensación de que por ahora es complicada por el excesivo número de personas que hay en el mundo y la escasez de este tipo de recursos, como la madera…

Es decir, necesitamos un modelo que no se base en el consumo y en el beneficio personal. Aunque este exista, el motor debería ser el beneficio común.  Y no, no estoy en contra de aquellos que ganan mucho dinero, ojalá además de ganarlo y disfrutarlo, supiesen destinar el exceso a ese beneficio común y mayor. Les aportaría grandes satisfacciones.

Esto son solo pinceladas. Es muy difícil agotar y entrar en profundidad en un tema. Solo podemos intentar abrir puertas, para poder entre todos cambiar lo que tenemos.

A este respecto, hace tiempo creé una extraña petición en change.org, que viene al caso por si no la habéis leído.

Mi petición por si la quieres leer o firmar

Mantener un planeta sano y habitable es lo que nos permitirá abrir puertas que todavía siguen cerradas para muchos. Es la forma de ir de lo global a lo pequeño (nuestro entorno inmediato y nuestro crecimiento personal) en el proceso de cambio que necesitamos.

Al mismo tiempo, debemos trabajar de lo pequeño, nuestro entorno inmediato y nuestro crecimiento personal hacia lo global. Por ejemplo: si no tiro basura en los lugares a los que voy, no habrá desperdicios por todos lados.

íñigo l.

Publicado en opening my eyes | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario